Bonaí Capote – Guinea Ecuatorial

Los cuentos comenzaron a tejer su telaraña alrededor mío, ya desde Guinea, cuando al caer la noche nos reuníamos, todos los niños del pueblo de mi abuela, en torno a un padre, madre, abuelo, abuela, tío o tía de alguno de nosotros, para que nos contaran cuentos. Cuentos que podían durar incluso días…
Cuentos que fueron parte de mi equipaje de vida cuando abandoné mi querida isla, a los ocho años, para llegar a otras llamadas “Las Afortunadas”, donde me crié, crecí, vivo y amo.
Durante un tiempo esos cuentos y otros que tejí me sirvieron para arropar, calmar, consolar, mimar, educar, divertir y hacer soñar a mi princesa y a mis dos príncipes…
Y de pronto un día mi vida dio un giro y no sé si fue el azar o la misma telaraña la que me atrapó, para ser yo la araña tejedora: La que contara cuentos para otros hijos, nietos y sobrinos de cualquier lugar deseosos de escuchar, de ensoñar…

“ANCESTROS”

Historias que se contaban al lado del árbol de la palabra, cuando solamente los ojos del narrador, la luna y el fuego, alumbraban la noche.
En aquel entonces la isla no se llamaba Bioko, ni Santa Isabel… ni Guinea Ecuatorial… Se llamaba “Eria”, que en la lengua de los Bubis, quiere decir, pueblo. Los habitantes de la isla también se llamaban “Eria”, porque consideraban, que tanto los habitantes como la tierra, eran lo mismo.
Ancestros es un espectáculo de cuentos y cantos de la etnia Bubi, de la Isla de Bioko (Guinea Ecuatorial), está basado en una recopilación de historias y romanzas tradicionales recogidas por el lingüista ecuatoguineano Justo Bolekia Boleká.

Ancestros está hecho de historias llenas de agua, de ecos, de naturaleza y de dioses.